viernes, 23 de diciembre de 2011

EL NEGOCIO EMPACHOSO DE LA NAVIDAD




HISTORIA Y ORIGEN DE LA NUEVA NAVIDAD

Meses antes de que ocurra esta gran e importante celebración que detiene al mundo actual en una supuesta y a veces falsa conspiración de amor, las grandes industrias preparan sus campañas dispuestas a encandilarnos perdidamente.

Durante el verano de cada año, mientras nuestros inocentes cuerpos se gangrenan al sol, y el mar y el sabor de los helados entretienen con vehemencia las escasas neuronas que escapan bajo las sombrillas protectoras, se está gestando la más grande campaña de consumo de todos los tiempos. Todos sabemos de qué se trata, no hace falta que yo también lo anuncie.

No soy tan creyente de que la Navidad tenga un origen pernicioso y manipulable, sino más bien, comprendo y acepto como válida la teoría del nacimiento de un ser espiritual y bondadoso que intentó traer la Paz y el Amor al mundo por siempre jamás.

Es por culpa de los perniciosos helados consumidos  durante el solsticio de verano, que hoy la Navidad sea como sea, Un gran Negocio Empachoso. 

El azúcar y las grasas astutamente camufladas dentro de las coloridas y no menos sabrosas cremas heladas, atontan nuestro cerebro, dando lugar a que El Enemigo (así lo llaman algunos políticos, parece que bastante acertadamente, según muchos) tenga vía libre para planificar durante largo tiempo su estrategia mercantil sin oposición alguna, como ya expliqué antes, ganando así miles de Azúcar-Graso-Dependientes necesitados de nuevas y atractivas dosis casi continuamente. Asegurándose de este modo nuevos adeptos también para el invierno.                                 

Todo este lío tiene su origen en Roma. No podía tratarse de otra ciudad, pues ellos son los responsables del intercambio monetario y quienes conociendo los efectos embriagadores del helado sobradamente, combinaron desde sus inicios una cosa y la otra con el fin de hacerse los dueños del mundo.

Unos siglos más tarde, los norteamericanos, ávidos de adjudicarse El Triunfo a toda costa en su recién conquistado territorio, consiguen por este conocido método, hacerse los nuevos dueños del mundo, sin que el resto de criaturas de la tierra nada pueda hacer por impedirlo y lo que es peor, apenas lo perciba. Ellos son los inventores pues, de esta Nueva Navidad, cuyos efectos perduran, como ya he explicado, a lo largo de todo el año.

ELEMENTOS UTILIZADOS

Su método es muy similar al de sus antecesores, pero contiene una descifrable suma de nuevos elementos que conviene enumerar para estar prevenidos y evitar así posibles malestares, como por ejemplo: dolor de estómago por ingesta masiva, dolor de bolsillo por consumo imprudente o malestar general por sensación de arrepentimiento (consecuencia a su vez de las dos anteriores).

Estos nuevos elementos, son básicamente, objetos, comestibles y personajes de fábula, que disfrazados con sus mejores galas se presentan en El Mercado de la forma más atractiva jamás imaginada o esbozada por el ser humano corriente en sus maltrechas mentes.

Durante estas fechas en las que precisamente se debería publicitar lo contrario, pues lo que es lógico es más placentero; los escaparates, las calles, las casas, incluso los hospitales, los centros de estudios y de trabajo, nos asaltan con estos “bonitos” inventos. Veamos pues algunos de estos ejemplos:

-          Papás Noeles o el mito de San Nicolás: Fue el dibujante alemán afincado en Nueva York, Thomas Nast, quien deformó al Santo holandés en un gordo bonachón. Más tarde, los  americanos lo exportaron a Europa y según cuenta la leyenda fue a través de la firma Coca-Cola, la cual introdujo cambios a su vestimenta ataviándolo oficialmente de rojo y blanco en honor a la marca de su equipo. Indiscutible ganadora comercial de todos los tiempos.


Pues yo les quiero plantear a ustedes que no teniendo nada en contra de los gordos barbudos que visten de rojo, una de nuestras misiones en este mundo consiste en desenmascararlos. A todos ellos.  No hagan caso de su cálida carcajada, ni de su abrigado y colorido traje. Bajo esa piel enrojecida, se hallan cien kilos de peso. De ellos el setenta por ciento son grasas saturadas e hidrogenadas, el veinte por ciento es alcohol de cuarenta grados y el diez por ciento restante, nicotina, pues también fuma.



Modelo de Papá Noel bebiendo Whiski




Modelo con hoja de marihuana en el gorro



-          Los Mantecados y la guerra entre Estepa y Antequera: Sin importarnos realmente a día de hoy quien fue el poblado inventor de este dulce conflictivo, si Estepa o Antequera, no podemos obviar lo perjudicial de su receta si lo que queremos es mantener nuestra cordura no sólo psíquica.



La fórmula para ponernos enfermos es la siguiente (cantidades para toda la familia):


o    340gr de ácido graso saturado colesteroleico o inocentemente conocida como manteca de cerdo.

o    300gr de C12H22O11  o azúcar blanco refinado, responsable sustractora de nutrientes esenciales como vitamina B, calcio, sodio, potasio y magnesio y además adictivo.

o    500gr de harina blanca sin vitamina B, sin fibra, ni almidón, ni proteína.

o    4 yemas de huevo con excelente concentrado de grasa y colesterol, ideal para la obstrucción de las arterias.

o    Un poco de canela: el único puro y noble de la lista, ladinamente introducido en la masa, para estimular y excitar creando un círculo vicioso de insaciedad.

o    Y ya para colmo de todos los males, se le insertan conservantes y colorantes identificables por la letra E. Fuentes inagotables de numerosos y dañinos efectos secundarios físicos.

Por eso decía que poco importa la denominación de origen auténtica, después de haber leído la composición de este récipe. Y siendo muy amiga de la Paz, no me decantaré ni por unos ni por otros, ya que para mí este invento ha de ser evitado a toda costa.

-          Bolas o esferas de Navidad: Estas esferas realizadas con materiales plásticos artificiales fueron en su día verdaderas obras de arte inventadas por unos venecianos que vivían en Bohemia. Estos seres tenían una gran capacidad pulmonar y lo demostraban soplando a través de unos tubos formando hermosas burbujas de vidrio decorado posteriormente con buen gusto. Buen gusto, era aquello y no es para nada ni un poco parecido a lo que hoy se expone orgullosamente en los escaparates. Por eso, tengo que pedirles encarecidamente un favor: no compren más bolas de estas, la cuidad ya está lo suficientemente fea y recargada con las que hay.



CARTA DE NAVIDAD A LOS ALCALDES MAGOS:

“Queridos Alcaldes Magos,

Adjunto les remito las conclusiones de mi investigación por si les es de utilidad.

Como pueden observar varias han sido las críticas, sin embargo, y como ya saben, esta ciudadana gusta de ser positiva y constructiva. Es por esta razón y por las fuentes consultadas (cientos de ciudadan@s votantes) que les propongo una Navidad diferente, una Navidad sin excesos convencionales, una Navidad más sana y divertida.

Se darán cuenta de su rentabilidad política cuando comprueben la amplia participación que tendrá entre la población:

En primer lugar, vamos a dar descanso al gordito de rojo que está demasiado mayor, cansado y con ganas de llegar a casa y tomarse una copa, y demos por fin, paso al olvidado Nacimiento en el Portal del Vecino. Al que le toque por sorteo. Un nacimiento, como ustedes bien saben, representa la luz, la nueva energía que este mundo necesita tanto.

¡Ah! y para solucionar la única parte que nadie se cree. La del embarazo psicológico de la Virgen María. Hemos pensado humanizar mucho más a esta pobre mujer y llamarla simplemente María, por dos motivos: uno para no sobrecargarla con una responsabilidad inalcanzable y otro para no crear culpabilidad en el resto de las féminas del mundo que se frustrarán hijo tras hijo pues podrían llegar a pensar que concibiendo no se trae nada bueno a este mundo.

En segundo lugar, no se les propone prohibir los mantecados. Sabemos que siempre hay algún ansioso pecador y esa debilidad ingerida con cuentagotas seguirá siendo perjudicial pero no les matará. Propongo someter a estos dañinos dulces a un proceso de disgregación de sus componentes con el fin de separarlos y utilizar cada uno de ellos de forma inteligente. Es decir, la grasa de cerdo como crema de manos (muy importante en invierno), el azúcar como exfoliante corporal y facial, la harina blanca refinada como polvos para blanquear la piel (para aquellos deseen rememorar los tiempos del Rey Jorge), los huevos para el cabello resecado por los tintes con amoníaco, la canela contra las molestas flatulencias y por último, los conservantes, a la basura.

Y ya en tercer lugar, con respecto a los adornos de Navidad, bolas, cintas y todas esas luces que no hacen más que molestar, distraer y que generan un consumo excesivo de electricidad, sustituirlos por panes de harina integral horneados de forma artesanal y jamones de bellota ecológica, colgando elegantemente de los cables de la luz.

Verán cómo el pueblo se lo agradecerá enormemente. Será una cuidad orgánica, moderna, sostenible, contenta, original, entusiasmada y no duden que tendrán mi voto y el de tod@s l@s ciudadan@s.


Imagen del adorno de Navidad propuesto



Por todo ello, sirva la presente para dar las órdenes oportunas a quien corresponda.

Aprovechando la ocasión para felicitarle la Navidad a usted y a toda su Corporación, atentamente le saluda:









Fdo.: Moyla Nutrición Libre”

1 comentario:

  1. Me encanta el adorno de navidad propuesto...¡¡¡

    ResponderEliminar

Aún no has dicho nada?